¿ES TAN DIFICIL DEFINIRSE?

 

dos

En Cuba, cuando alguien se mueve por los bordes de algún asunto; se regodea entre palabras bonitas o verdades a medias, sin decidirse a tomar al toro por los cuernos, sencillamente se le dice: aterrice compadre, aterrice y no se ande más por las ramas.

Claro que, es más bonito lucir un poco intelectual, algo más refinado y manejar la cita de este o de aquel, decir y no decir, poner la bola en la zona de dudas o complicar un poco el párrafo para que al final una parte de los lectores se quede en la intriga y se le haga la cabeza agua pensando si el que escribe está o no está de acuerdo con la Revolución tal y como la tenemos hoy, con sus virtudes y defectos.

En medio de este debate, de tan altos vuelos (incluso poéticos), un ciudadano común como yo, se pregunta ¿por qué cuesta tanto definirse? ¿por qué la gente no dice (de un bando o de otro) con toda claridad si quiere o no ser comunista, si quiere o no ser revolucionario cubano, aunque eso traiga consigo que en Miami le pasen con una aplanadora por encima de sus discos o que no le vendan más sus libros en España o que no lo inviten a una recepción en alguna embajada de Europa en La Habana, o de los Yanquis que también invitan y pagan, o que sus trabajos ya no clasifiquen para la página digital que otorga jugosos premios, siempre y cuando escribas lo que ellos te manden?.

De verdad se supone que la gente de a píe se crea que muchos de los que en estos días dicen escribir en las redes sociales para defender sus intereses, lo hacen de todo corazón, porque la gente de a píe es sencilla, es humilde, pero no es tonta y se extraña de que algunos de sus supuestos “voceros” , no se parezcan mucho a ellos, y a la gente de a píe también les salta la duda y se preguntan ¿coño, cómo es que este tipo dice que quiere lo mejor para su país, pero nunca habla claro de los imperialistas, del cabrón bloqueo que nos tiene tan jodidos, de alguna solución concreta para todas esas ineficiencias del estado, que son reales, pero que solo con redescubrirlas y no comprometerse de alguna manera con solucionarlas, bastante poco se aporta?

Sabemos que esta no es una sociedad perfecta, pero los cubanos admiramos mucho a Maceo y de él aprendidos que es mejor levantarse o caer solos, que contraer deudas de gratitud con enemigos poderosos y también aprendimos un refrán bastante elocuente: ¨cuando tu enemigo hable bien de ti, preocúpate¨, y resulta que andan hablando muy bien de dos o tres a los que ellos consideran periodistas o intelectuales ajenos al ¨oficialismo¨ palabrita donde quieren amontonar a los Revolucionarios que cometen el pecado de confiar en las instituciones oficiales del país y defenderlas.

Es una estrategia muy bien pensada, de solo pasar la mirada por decenas de películas, puestas televisivas o teatrales cubanas de los años recientes, es perceptible como se les asignan a estos personajes (los oficialistas, desde policías hasta dirigentes de barrio) guiones sin muchos matices, que los reducen a personas torpes, incultas, desfasadas o tontas, que de inmediato ganan para si los sentimientos de repulsa y burla en los espectadores, justamente lo que se busca cuando son diseñados.

No hago una defensa a ultranza de los cuadros de dirección o las autoridades, en los que subsisten muchos problemas y a veces no emplean los métodos más correctos para enfrentar determinadas situaciones, pero no concuerdo con la superficialidad que se le otorga al tema y creo que la vida y la cotidianeidad de estas personas da para mucho más en materia de estructura de los personajes; lo cual permitiría, sin detrimentos al humor inteligente, un equilibrio más constructivo.

Según los “anti-oficialismo”, solo resultan válidas y atractivas aquellas propuestas o formas de agrupación que supuestamente constituyen “manifestaciones de libertad expresiva, sin ataduras legales o compromisos establecidos” y digo supuestamente porque es de ingenuos creer que en el enconado conflicto de ideas que se sostiene actualmente, se pueda permanecer libre de cualquier influencia ideológica, que si no es de nuestra “oficialidad”, será de otra.

Los que saben mucho más que yo de estas cosas dicen que si no puedes derrotar a tu enemigo, confúndelo y lamentablemente en este mundo, la Revolución cubana es el enemigo.

Anuncios

Publicado el 11/07/2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: