HABLEMOS

 

San Franciso Named Largest WiFi User In The U.S.

A juzgar por el rostro no pasaba de ser una persona común: rasgos poco expresivos, cara afeitada y bigote ligero. El encanto estaba en su voz: serena y afinada; firme y armoniosa. Hablaba de cualquier tema y lo hacía con exquisito manejo del idioma y con un dominio asombroso de los entretejidos del clima, el amor, el cine, la ciencia o el deporte.

Su primera aparición fue en una cafetería, no escogió para sentarse ninguna mesa vacía. Observó el lugar y eligió el espacio vacante junto a tres jóvenes que habían pedido ya algo para tomar. Apenas si se inmutaron con su presencia, solo un ligero vistazo y luego continuaron su abstracción, fijos en las imágenes de los textos o videos que se movían constantemente en las pantallas de los móviles.

Una mujer trajo café para todos y unas galletas. Automáticamente los tres muchachos agarraron sus tazas sin mirarlas y sorbieron tragos pausados, dejando los recipientes curiosamente detenidos muy cerca de los labios, como temiendo que el simple acto de tragar fuese un estorbo a la hora de responder o preguntar algo en el chat.
El recién llegado conocía del anacronismo que significaba estar allí sin un celular u otro artilugio similar dotado de internet y su infinito mundo de redes virtuales, a su alrededor todos parecían obedecer una orden suprema que les obligaba a permanecer con la cabeza baja, leyendo sus mensajes, compartiendo una foto o mirando los éxitos del artista de moda.
El anterior jolgorio que se establecía en estos espacios había desaparecido, llevándose al olvido las risas alborotadas, las bromas picantes, las anécdotas más diversas; pero sobre todo, borrando ese rasgo tan profundamente humano que solo surge cuando las personas hablan mirándose a los ojos. Ahora solo se escuchaba el rítmico estrepitoso de un video musical en la amplia pantalla situada al fondo y alguna que otra risita disimulada provocada por un pícaro SMS.

El hombre del bigote esperó unos instantes y entró en acción. Se dirigió primero al joven de su izquierda, y fue directo al punto que calculó más sensible:
– Este año nadie le gana al Real Madrid.

El muchacho, algo sorprendido, apartó uno de sus audífonos del oído más próximo al extraño y con un gesto del rostro indagó sobre lo que no había escuchado bien, el hombre repitió:

– Qué este año nadie le gana al Real Madrid.

Había sorpresa en la cara del joven, cómo pudo saber el recién llegado que él todo el tiempo navegaba en las páginas de fútbol español, asombrado escuchó entonces que el intruso, mirando a su compañero de la derecha, habló sobre algo totalmente distinto al futbol:

– Podrías ser un excelente informático ¿te apasiona, no?

Ahora el otro aludido, en idéntico gesto, dejó libre su oreja más próxima al que le hablaba y también se asombró de que aquel tipo extraño le preguntara sobre su desbordante pasión por las nuevas tecnologías.

Los dos jóvenes unidos en la sorpresa y el asombro, ante la intromisión en sus particulares mundos, se quedaron en espera de que algo le preguntara al otro de la mesa, sabían que aquel andaba de seguro navegando por los derroteros de un complicado juego de roles online y justo fue así, el forastero dio un pequeño toque en el hombro del jugador y le aconsejó una milagrosa estrategia para pasar de nivel.

Ya la sorpresa era de tres. La mesa de marras había abandonado el silencio casi ritual del Café y mientras el primero de los aludidos daba algunas consideraciones de futbol, el segundo quiso saber sobre determinadas actualizaciones de un novedoso programa informático y el tercero quería conocer más de los secretos ocultos en su juego.

Por unos minutos los dispositivos electrónicos quedaron sobre la mesa sin ser tocados y una conversación real acudió, como un raro recuerdo del pasado.

El hombre se paró y se fue, la camarera vino por las tasas vacías y uno de los muchachos preguntó si conocía al extraño que se marchaba, la joven negó con la cabeza y agregó: solo escuche decir que es un androide parlante, el último invento para hacer que la gente recupere el hábito de conversar mientras toman café.

Anuncios

Publicado el 23/06/2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: