APLICANDO EL “BORRADO SEGURO”

 

borra

Cuando en el verano de 1989, el politólogo Francis Fukuyama (Chicago, 1952), muy bien catalogado por Fidel como “halcón del neoconservadurismo y promotor del pensamiento único” publicó el libro El fin de la historia y el último hombre (1992), en medio del hundimiento del campo socialista, no hacía más que reforzar una estrategia imperialista muy bien pensada: el borrado de la historia real y su reescritura a la medida de los intereses de la derecha internacional.
Un aparato propagandístico y de inteligencia muy bien engrasado y poderosamente financiado por los centros de poder mundial multiplicaron los esfuerzos para ir cambiando de forma paulatina y en el más breve tiempo las matrices de opinión y los puntos de vista que las nuevas generaciones pudieran tener sobre importantes acontecimientos de la historia contemporánea.
La más fuerte ofensiva debía comenzar haciendo, como reza el refrán; leña del árbol caído, el recién destruido poder soviético, por tanto era preciso con urgencia desmontar el papel real de la URSS en la derrota del fascismo. Los millones que aún estaban convencidos de que esta fue la potencia realmente ganadora de la Segunda Guerra Mundial, debían comenzar a dudar, a cambiar de bando o a sentirse impotentes ante las interrogantes de sus hijos al respecto.
Frente a la imposibilidad de eliminar de golpe y porrazo las hazañas del Ejército Rojo, se comenzó a minar poco a poco la verdad sobre esa guerra; así se ha ido imponiendo en círculos de prensa occidental (predominante) la idea de que la culpa del inicio de esa conflagración correspondió en partes iguales a la Alemania nazi y a la Unión Soviética, por la firma del Pacto Ribbentrop-Mólotov en 1939.
Decenas de nuevos documentales de cadenas televisivas fundamentalmente norteamericanas se encargan de asignar un papel feroz a los soldados soviéticos sobre los derrotados alemanes en Stalingrado o en Berlín, a la vez que son cada vez menos los materiales históricos de esa misma factura que abordan de manera objetiva el protagonismo soviético. Iguales ideas son “inyectadas” en miles de artículos y libros de reciente publicación.
Lamentablemente los resultados de tan agresiva campaña van siendo los esperados por sus promotores, del 20 de marzo al 9 de abril de 2015 una encuestadora británica, ICM Research, dio a conocer que un 43% de los encuestados dijo que el Ejército de Estados Unidos jugó el papel principal en la liberación de Europa en 1945.
Sucesivamente la estrategia ha ido evolucionando y alcanzando uno tras otro numerosos capítulos de la historia, aplicando a cada uno el “borrado seguro”: la la guerra de Vietnam y las aventuras bélicas en el Golfo Pérsico son buenos ejemplos. Cuba está en el punto de mira desde hace ya un buen tiempo, confían que al desaparecer la dirección histórica de la Revolución el país se quedará sin asideros en materia ideológica y los más jóvenes sucumbirán ante las dudas planteadas.
En los últimos años, fundamentalmente en las redes sociales, ha comenzado a proliferar la idea de que nuestro país y especialmente La Habana, resultaban verdaderos idilios de bienestar y próspero desarrollo, numerosos videos muestran una Capital de los años 50 con vivos colores, iluminadas avenidas y gentes felices, ninguno de ellos muestra la otra Habana, la de un país donde según cifras oficiales bastante exactas, obtenidas en el censo de 1953, el analfabetismo era del 23,6% de una población de cinco millones de habitantes, sin contar los semianalfabetos, personas que apenas podían leer tres palabras o escribir su nombre.
Jamás refieren la tasa de mortalidad infantil que según cifras oficiales era de 60 (inferior hoy a seis por cada mil nacidos vivos). Por supuesto, en esa imagen idílica no caben la prostitución, el juego, la mendicidad, los niños limpiabotas o vendiendo periódicos, los discapacitados en las calles viviendo de la caridad pública, ni otras realidades cotidianas de aquellos tiempos, con miles de jóvenes brutalmente asesinados por la dictadura de Fulgencio Batista.
La maquinaria está en marcha, el fin es bastante claro y declarado, las nuevas generaciones deben creer a toda costa que la Revolución fue un retroceso histórico, que ha de regresar el capitalismo para retornar a la “próspera Cuba” de los Yanquis, por suerte tenemos memoria y no debemos perderla nunca.

Anuncios

Publicado el 09/03/2017 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: