EL MAL DEL MUNDO

egoista

De los males humanos que lastran la plenitud de nuestra especie y nos ponen aún muy lejos de ser todo lo racionales que aseguramos ser, yo asigno una gran cuota de responsabilidad al egoísmo, catalogado por Martí como “el mal del mundo”. Su arraigo y proliferación suele exacerbarse en tiempos de carencias y momentos difíciles, justamente cuando más se necesita su inexistencia.

Su presencia hiere y separa, alejando todo intento de ser mejores en un mundo lleno de cosas peores; el egoísmo pudre el alma y espanta los amigos, que son el único amuleto que le queda a la civilización para evitar su propia muerte. Pero, ¿qué pasa en el corazón de los hombres, por qué se espantan de allí los sentimientos solidarios que vienen incluidos en el paquete de inocencia que pone la naturaleza en cada niño?

Las respuestas son muchas y muy diversas, y en ellas toman parte sociedad, escuela y familia, si tomamos en cuenta que en el primer caso para nadie es secreto que las esencias del sistema imperante en el mundo (desgraciadamente capitalista) son precisamente el egoísmo y la falsa percepción de que todos pueden llegar a la misma altura solo con el uso adecuado de las oportunidades, que supuestamente llegarán siempre y será cuestión de cada cual aprovecharlas, dejando a la “suerte” el resto de la tarea.

En esa sociedad, que por todos lados nos rodea, tales principios pasan de rectores sociales a paradigmas educativos y metas familiares, destruyendo cualquier atisbo de solidaridad o sentimientos de altruismo, enseñando a desviar la mirada de las “feas escenas de la pobreza y la marginación, como símbolos de los fracasados por decreto”, para cuya existencia ya se inventaron potentes gafas en cuyos cristales se acomodan las dulces escenas de las telenovelas; la revistas glamurosas; los grandes muros de los condominios y las míseras limosnas de la beneficencia siempre que estas no pongan en riesgo propiedades y ganancias.

El antídoto contra esta epidemia que amenaza con destruir los mejores valores del ser humano, está en un sistema distinto que hemos venido ensayando en el socialismo y que es la aproximación más acabada que el proceso civilizatorio conoce en la búsqueda de ese desarrollo íntegro de las personas como seres solidarios y cooperativos; sin embargo, aún estamos lejos y corremos incluso el peligro de equivocar el sendero e ir a parar a las fauces inteligentemente camufladas de esa sociedad de la cual pretendemos alejarnos y cuya fuerza gravitatoria es real y potente.

Hace uno días, leí con sumo interés un artículo de Juan Pastor, donde con extrema dureza expuso una idea esencial en la intención de entender a qué nos enfrentamos: el capitalismo es muy débil lógicamente; pero es casi insuperable psicológicamente, pues es muy difícil luchar contra una ilusión (estar arriba, consumir como los ricos). El éxito del low cost pone de manifiesto que tenemos que gastar menos pero no queremos consumir menos. Es más fácil derrotar una idea que un deseo (triunfar, hacerse rico, ser élite) o un sueño (el sueño americano). Si algo nos ha demostrado el Estado de Bienestar es que el obrero deseaba ser burgués. Al menos vivir como él (la envidia al burgués acaso sea mayor que el orgullo de serlo). Por ello, creo que todo movimiento social contra el capitalismo debe atacar no tanto su “lógica” (acumulación, crecimiento…) como su “psicológica” (mostrar la falacia del “sueño americano”

El enfrentamiento a los síntomas es en todos los casos la forma más eficaz de evitar que los males crezcan, y en nuestro caso son visibles peligrosos indicios de egoísmo, como pequeñas grietas que se dibujan en la pared por tantos años construida y si bien el mal no es raíz en estos momentos, sus manchas  han trepado hasta los gajos y amenazan con saltar de rama en rama.
Debemos combatir este flagelo con inteligencia y firmeza, desterrarlo ante todo de las escuelas e instituciones, donde las diferencias originadas por determinadas posiciones en lo económico, pueden ser atenuadas por la acción coordinada de maestros, dirigentes estudiantiles o juveniles y factores administrativos.

En el ámbito social el reto es mayor, pues las influencias vienen de distintos puntos, entre los cuales la familia juega el rol básico y dentro de ella el atinado uso de los medios audiovisuales, cada vez menos dependiente de las programaciones nacionales – por cierto bastante distante también de lo que aspiramos en cuanto a formación de esos valores- y cargados de mensajes perfectamente diseñados para ponernos dentro la semilla del consumismo y la glorificación de la banalidad siempre premiada con el éxito de los que amasan grandes fortunas sin que nunca logremos descubrir a costa de quién llegan a la cima.
Cuba, la isla de la solidaridad con el mundo, la de los vecinos que se reparten lo mucho y lo poco, la de las razas mezcladas, la de los médicos que no preguntan quién eres o qué piensas a la hora de salvarte la vida, la de la gente que te brinda su casa cuando la noche o un percance te alejan de los tuyos, no puede sucumbir ante las glorias efímeras del dinero o las cosas materiales, abramos las puertas del grano de maíz, que para ellas sobra espacio.

Anuncios

Publicado el 13/03/2013 en Opinión. Añade a favoritos el enlace permanente. 1 comentario.

  1. There is definately a great deal to learn about this issue.

    I really like all the points you’ve made.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: