EL MARTÍ DEL ESTANTE

obrasmarti

Hace solo algunas horas conmemoramos el 160 aniversario del natalicio del más universal de los cubanos, José Martí fue capaz de crear, en sus 42 años de fructífera existencia, una obra colosal y perdurable.

Su dimensión humana y revolucionaria lo ha ido configurando ante los ojos de muchos como un héroe mítico sobre el cual se repiten una y otra vez las mismas anécdotas y se citan reiteradamente las mismas frases, dichas en ocasiones como un recurso manido para agrandar discursos o adornar diplomas.

No es raro encontrar sobre los estantes de diversas oficinas, escuelas o instituciones, alguna que otra edición de las obras completas del Apóstol, sin que se note la huella del dedo acucioso sobre las carátulas, la hoja doblada por el lector frecuente o la nota manuscrita en la página marcada. Están allí esos libros como símbolo frío de erudición incierta o como adorno elegante para causar envidia, sin que nunca se acuda para beber en ellos al menos el sorbo de una pequeña carta.

Imposible aspirar a que todos se dediquen a la lectura y el dominio total de esas valiosas obras, lo cual no es tarea fácil, incluso para los que de una manera u otra hacemos de leer un hábito diario, pero duele que a veces las oficinas guarden ese tesoro inmenso y sus dueños ignoren casi totalmente los textos del maestro.

He presenciado padres regalando a sus hijos una edición lujosa de la Edad de Oro, como un obsequio más del cual no toman parte y que nunca leyeron de niños o de adultos. Otros reciben con puntual cortesía las novedades editoriales que ahondan en la vida inabarcable de Martí y esos libros valiosos engrosan los libreros sin que el tiempo o las ganas los muevan de ese sitio.

Si no se lee a Martí, al menos brevemente, es difícil ponerlo en movimiento y sacarlo del busto donde una flor no basta. Recuerdo con cariño las arengas sabias de Cintio Vitier predicando la necesidad de acercar la obra martiana a los ojos y el pensamiento de los cubanos y “…enseñar a Martí con métodos martianos”.

No basta con la ofrenda y el concurso, o con decir de memoria algunos de sus versos, a Martí es preciso bajarlo del estante y encontrarnos con él frente a frente.

Anuncios

Publicado el 29/01/2013 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

"Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar"

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: