YO QUIERO LO QUE TENGO

Motivado por la celebración el pasado 20 de noviembre del día Mundial del Niño – El Día Universal del Niño fue instaurado en 1954 por la Asamblea General. El 20 de noviembre también marca la aprobación de la Declaración de los Derechos del Niño (1959) y la de la Convención de los Derechos del Niño (1989) – y la reciente publicación de algunos datos que develan estremecedoras realidades de la niñez en el planeta, las cuales no citaré pues muchos medios las tienen en sus páginas impresas y aparecen en numerosos artículos digitales, he querido escribir estas líneas que parten de la íntima experiencia de mi vida, de las cosas que veo y que disfruto, de las carencias a que me enfrento y de los retos.

Quiero comentar sobre algunas cosas que han o no han podido tener mis dos hijas, nacidas ambas en medio de las duras limitaciones del Periodo Especial y afectadas como tantos niños cubanos por el bloqueo más largo y criminal que recuerde la historia moderna de la humanidad.

Mis niñas, una de ellas supera ya los 18 años, no han acumulado nunca muchos pares de zapatos y alguna que otra vez solo han tenido uno, no saben de las marcas o los modelos más usados en el mundo, pero no andan descalzas y no han tenido amiguitos que falten a las clases por carecer de ellos o que caminen descalzos por alguna avenida.

Mis niñas, sin mochilas vistosas, han podido llevar siempre todos sus libros y todas sus libretas, entregadas puntualmente a millones de alumnos, sin que los padres paguemos por ellas un centavo.

Mis niñas, no tienen celulares y miran la TV en un común equipo de pequeña pantalla, pero están vacunadas contra 14 males que diezman a millones a lo largo del mundo.

Mis niñas, no acceden con frecuencia a golosinas caras o a ricos chocolates, pero ambas están vivas porque en algún momento las atendieron médicos que nunca preguntaron si podríamos pagar después del tratamiento.

Mis niñas no llevan de merienda las cosas que les gustan, ni comen el las tardes los platos preferidos, pero siempre han llegado después de sus sesiones, caminando tranquilas por estas calles nuestras, con baches y con lodo, pero con menos riesgo que otras calles del mundo.

Yo quiero que mis niñas tengas zapatos buenos, excelentes mochilas, modernos celulares, una TV más grande, confituras con crema, comidas atractivas, pero que no conozcan a los niños descalzos, que les sigan llegando los libros y cuadernos, que no falten vacunas gratuitas y efectivas, que las curen sin prisa y sin pedir dinero, que anden por estas calles sin temor y sin balas.

Mi isla no renuncia a todas esas cosas, ahora bien, la pregunta: En este mundo loco, injusto y agredido ¿Cuántos ya completaron, para todos sus niños, esos buenos deseos?

Anuncios

Publicado el 21/11/2012 en Opinión. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

HORIZONTE EN DISPUTA

Elías Jaua Milano

El joven cubano

Un blog de la vanguardia juvenil cubana

Solidaridad Latinoamericana

Con los pobres de la tierra quiero yo mi suerte echar

Casi Cayéndose

entre la cama y el reloj el hombre, como si todo cuanto le importara fuera precisamente, la cama y el reloj...

abailareltrompo

Con la cabulla bien puesta

PROVERBIA

"Crítica Social, Lírica y Narrativa"

Conspirando en Cuba

Para construir revoluciones dentro de mi Revolución

La letra al revés

Bits de información y emoción, de la realidad a la literatura de ficción

Lente de Aumento

...para mirar Cuba por dentro.

la koladita

Just another WordPress.com site

Un pedacito de Mar

un espacio para echar a navegar ideas...

El blog de La Polilla Cubana

Un blog para amigos de Cuba

Ahora desde Holguín

noticias sobre el oriente cubano

La esquina de Lilith

Un espacio personal, cubano, mío..., y al que no le guste, que siga leyendo.

Desde Cuba te cuento

Un blog para exponer mis ideas…ser cubana es un reto que vivo a diario

Ventana Cubana

Pequeño espacio en la gran trinchera donde se defiende la Revolución:hija de la cultura y de las ideas

A %d blogueros les gusta esto: